Seleccionar página
Spread the love

La Casa Vilamor, un típico caserío de labranza gallego del siglo XVIII situado en esta pequeña localidad lucense, se ha transformado en alojamiento turístico. La cadena gallega Oca Hotels ha adquirido y habilitado este antiguo caserón que abrirá sus puertas el próximo mes de junio.

El edificio consta de dos plantas con un gran patio interior, un amplio salón con chimenea y habitaciones perfectamente acondicionadas. De cara a la temporada estival, Casa Vilamor pone a disposición de sus huéspedes una amplia piscina al aire libre rodeada de amplios jardines.

En sus inicios, este histórico edificio se destinaba a la agricultura y la ganadería, ya en la década de los cincuenta pasó a convertirse en la escuela del pueblo y vivienda del profesorado. Recientemente ha sido rehabilitada para que los turistas y vecinos que visiten la localidad puedan disfrutar de un plácido descanso.

Oca Hotels recupera el antiguo caserío de Vilamor como alojamiento

La cadena hotelera ha decidido respetar lo máximo posible su estructura y elementos decorativos, tratando de combinar la tradición con el confort. Los visitantes podrán conocer el hórreo donde se guardan los cereales, la antigua lareira o el horno para el pan. Está situado en plena Ribeira Sacra, a una hora en coche de Lugo, donde el grupo ya dispone de otros establecimientos como los hoteles balneario Oca Augas Santas y Oca Rio Pambre. Casa Vilamor nace amparado bajo la marca ‘Duerming’, la más joven del grupo hotelero, sumándose a la cerca de la treintena de alojamientos que el grupo hotelero dispone distribuidos entre Galicia, Asturias, Catalunya y Castilla y León.

De esta manera se mantienen las previsiones de crecimiento de la cadena, que ya anunció en su última convención la ampliación de su cartera de alojamientos, tanto en Galicia como en otras regiones del país.