Un paseo por Covadonga

Covadonga es uno de los tesoros mejor guardados de Asturias, no solo por su belleza y su historia si no por todas las pequeños riquezas que alberga. También es un destino perfecto para pasar unos días por Asturias y descubrir un poco más sobre la historia y tradición de esta región.

Sin duda, un emplazamiento ideal para los amantes del senderismo que podrán disfrutar de increíbles rutas y paseos por la naturaleza. A continuación se muestran algunas de sus mágicas paradas y claves que no deberías perderte en tu visita.

La Santa Cueva

El elemento central del Santuario es la Santa Cueva, donde se encuentra la Capilla-Sagrario con la imagen de la Virgen de Covadonga y la tumba de Don Pelayo. Según la tradición, en este lugar se habrían refugiado don Pelayo y sus hombres durante la Batalla de Covadonga. La Santa Cueva está excavada en la roca, encima de una cascada de agua, donde mora la patrona de Asturias desde hace más de 1.300 años.

Esta Cueva llama especialmente la atención por su sencillez y su originalidad. Se trata de un precioso refugio donde predomina la armonía y la naturaleza y donde descansa la Santina con unas preciosas vistas de las montañas astures.

Se puede acceder por dos vías, una de ellas a través de la explanada de la basílica, y otra por unas escaleras que hay en la base del monte que alberga la cueva. Estas últimas son frecuentemente utilizadas por peregrinos que las suben de rodillas cumpliendo una promesa o haciendo una petición a la virgen.

Parque del Príncipe

Justo debajo de la cueva podemos observar la entrada al Parque del Príncipe, un auténtico remanso de paz a los mismos pies de la Santa Cueva y de la Basílica. El Parque del Príncipe recibe este nombre en recuerdo de Alfonso XIII, que visitó Covadonga cuando aún era Príncipe de Asturias, en los primeros años del siglo XX.

Es un frondoso jardín del Edén donde podrás disfrutar de la sombra de los árboles típicos del bosque atlántico, surcado por el río Covadonga. En un tranquilo paseo se divisan preciosos puentes, fuentes, cascadas de una belleza espectacular y algunos edificios de alto valor arquitectónico como el antiguo Mesón de Peregrinos.

El Parque del Príncipe es un exquisito pulmón en el corazón de Covadonga donde caminar, relajarte, hacer fotos o grabar vídeos inolvidables en un marco sin igual.

Una de las maravillas que descubrirás en tu paseo por el Parque será una cascada que hay justo en los aledaños del gran risco en el que se ubica la Basílica. El salto de agua es impresionante tanto por su potencia como por su orografía y el entorno es absolutamente envolvente, divino, como si de una cascada sagrada se tratara.

La Basílica

Cerca de la Santa Cueva y el conjunto monacal se alza la Basílica de Santa María la Real de Covadonga, construida entre los años 1877-1901.

Para su construcción se utilizó piedra de la misma montaña de Covadonga, de ahí procede su característico color rosáceo que, junto con el verde de su entorno, crean un maravilloso contraste de colores.

Es un lugar concurrido, lleno de vida, donde se mezclan peregrinos, turistas, curiosos y personas de distintos rincones del mundo que pasean por la propia basílica y su explanada.

 

Los Lagos

Los Lagos forman parte del parque de Covadonga, dentro del Parque Nacional de los Picos de Europa en Asturias. Estas bellas lagunas glaciares se componen por los lagos Enol, La Ercina y uno más pequeño llamado El Bricial. Este último sólo tiene agua cuando se produce el deshielo en las montañas.

Al llegar arriba, el primero de los lagos que nos encontramos es el Lago Enol. Está a una altitud de un poco más de 1.000 metros, es el más grande de los tres y alberga en sus profundidades a la Virgen de Covadonga.

Desde el Lago de la Ercina, situado un poco más arriba a 1.100 metros de altitud, se pueden divisar rebaños de vacas pastando a sus anchas por las praderas de alrededor.

Una vez llegamos a los Lagos de Covadonga, hay que descender hasta un aparcamiento situado a la izquierda, bordeando el Enol. Desde allí nos sugieren una visita que, para aquellos que no deseen hacer una ruta de senderismo, es una buena elección.

Subiendo por las escaleras cerca del aparcamiento se llega hasta el Mirador de la Reina, desde el que se contemplan una increíbles panorámicas de la zona de Cangas de Onís y las majadas, que sorprenden en medio de las montañas tan escarpadas.

Más adelante, se encuentran las minas de Buferrera y el centro de interpretación de Los Picos de Europa con una exposición permanente sobre el Parque Nacional. Para finalizar la visita, una vez llegamos hasta el lago de la Ercina se puede bajar al Lago Enol.

¡Visita Asturias y no dejes pasar la oportunidad de descubrir sus fabulosos rincones! Puedes visitar Gijón y disfrutar de numerosas actividades acuáticas y de aventura. Repón fuerzas en Oca Palacio de la Llorea, un encantador hotel con spa y campo de golf. Y para completar tu escapada, visita la monumental Oviedo, donde te espera un fabuloso hotel cuatro estrellas, Oca Santo Domingo Plaza.