Turismo monumental a través de la Ruta del Císter

Os descubrimos la Ruta del Císter, uno de los recorridos más espirituales que se pueden realizar en Cataluña, a través de tres edificios emblemáticos creados por la Orden del Císter: el Monasterio de Santa María de Poblet, Sante Creus  y Vallbona de les Monges.

Durante vuestra visita conoceréis las formas religiosas de la Edad Media, su cultura y estructura social pero, sobre todo, y os adentraréis en la sobria arquitectura y el espíritu austero de la Orden. En su construcción se siguió un estilo propio a caballo entre el románico y el gótico, dando lugar tres edificios emblemáticos situados entre las provincias de Tarragona y Lleida.

Esta ruta se puede realizar en familia y en cualquier época del año. Goza de una gran tradición y arraigo entre sus paisanos y los turistas que quieren conocer la cultura y las tradiciones de esta singular comarca y su arquitectura clerical.

Monasterios de la Ruta del Císter

Primero vamos a viajar a través de los tres edificios que dan sentido a este recorrido, estableciendo como punto de partida el Monasterio de Santes Creus para finalizar en Vallbona de les Monges.

  • Comenzamos en el Monasterio de Santes Creus, el primer templo de la Ruta, situado en la comarca de Alt Camp. Sus tres elementos principales son la Iglesia, el Claustro y la Sala Capitular, pero también se pueden visitar el resto de las estancias como el refectorio o el dormitorio de los monjes, contemplar sus espectaculares vidrieras y tumbas reales inmersas en la pureza y la austeridad del Cister. Reyes y nobles lo escogieron como lugar de reposo eterno.

 

  • Atravesando la comarca de Alt Camp llegamos al Monasterio de Poblet a los pies de las montañas de Prades y el bosque de Poblet. Este es el más grande los tres monasterios en el que destaca su iglesia, sus claustros principales y las estancias que lo rodean. Sigue el prototipo de abadía cisterciense española. Fue panteón real de la Corona de Aragón desde finales del siglo XIV, cuando alcanzó su época de máximo esplendor.

  • Finalizamos el recorrido llegando al Monasterio de Vallbona de les Monges donde se conserva uno de los claustro románicos más preciados. Se encuentra en el centro del pueblo que le da nombre y dentro del mismo se puede contemplar la iglesia, el mencionado claustro y la sala capitular. Es el más pequeño, pero el único monasterio femenino de la ruta, siempre habitado y conservado por las monjas.

Si deseas conocerlos y realizar una visita por su interior, aquí puedes encontrar toda la información que necesitas: horarios, días especiales y reservas en la página oficial de La Ruta del Cister.

Museos y otros monumentos de interés

Las regiones que comprenden la Ruta del Císter esconden monumentos que merece la pena visitar durante los trayectos entre los tres monasterios. Estos son algunos:

–  Castell de Ciutadilla, un majestuoso castillo con una esbelta torre en el valle del río Corb y el mirador de Urgell.

El Convent de Sant Bartolomeu de Bellpuig en la región de Urgell, convento declarado Bien Cultural de Interés Nacional con elementos renacentistas y capiteles de filigranas sigue un estilo gótico.

Iglesia de Sant Joan de Valls, construida en el siglo XVI, su nave central de estilo gótico presenta 14 capillas laterales. En su fachada destaca su rosetón tipo radial y el campanario, símbolo de la ciudad de Valls.

Bodega modernista de Nulles, conocida como la Catedral del Vino es uno de los máximos exponentes del movimiento modernista, obra de uno de los discípulos de Gaudí, Cèsar Martinell. Fachada monumental con alto zócalo empedrado y pilastras verticales de ladrillo y cerámica vidriada. Declarada Bien Cultura de Interés Nacional.

También se pueden visitar algunos museos que ayudan a conocer la historia y las tradiciones de la zona, entre los muchos, destacamos:

– Museo comarcal de la Conca de Barberà

– Museo de arte Frederic Marés

– Museo Comarcal de l’Urgell de Tàrrega

– Museo del vino y bodega modernista

Actividades en la Ruta del Císter

Ya has descubierto los principales puntos en el mapa para tu recorrido por la Ruta del Císter, pero la visita al interior de Cataluña no queda ahí, su entorno ofrece mucho más. A través de rutas en bicicleta y senderismo se pueden contemplar sus paisajes, teñidos de un intenso verdor o recibir una clase en la escuela hípica.

Destaca su rica gastronomía, gracias a los excelentes productos que salen de su huerta y dan sabor a los platos típicos de la zona con la máxima calidad. Sus reconocidos vinos merecen una mención especial, pudiendo disfrutar de ellos en la mesa y a través de visitas enoturísticas a sus bodegas.

Durante todo el recorrido se respirará paz y tranquilidad. Y para poner el broche final, una buena sesión de spa en el hotel Oca Rocallaura es una excelente elección, muy cercano a Vallbona de les Monges. Sus amplias instalaciones dan alojamiento a los turistas que finalizan la ruta y desean un descanso a través de circuitos acuáticos, masajes, tratamientos corporales y mucho mimo al cuerpo y la mente.

Otras rutas por Lleida

Si te has quedado con ganas de más, debes saber que el recorrido de la Ruta del Císter se cruza con otros senderos en los que también se puede disfrutar de algunos de los enclaves más valorados por los viajeros como la Ruta de los Castillos de Gaià, la Ruta del Vall del río Corb o la Ruta de las Montañas de Padres.

Y es que, sin duda, el interior de Cataluña tiene mucho que ofrecer a todos los aventureros ávidos por conocer parte de la historia, la cultura y las tradiciones de la región, y visitar sus más bellos rincones. Si aún no la conoces, quizá sea una buena opción para tus próximas vacaciones.