Por qué pasar las vacaciones de verano en Asturias

El Principado de Asturias está situado al norte de España, en la costa Cantábrica. Está considerada la Comunidad Autónoma más montañosa del país. La vegetación y el cuidado de sus enclaves naturales son dos de sus principales atractivos. De hecho, siete de estos enclaves están reconocidos por la Unesco como Reservas de la Biosfera. En el litoral, sus espectaculares playas atraen a miles de visitantes cada año.

Turismo Rural

Asturias es un verdadero paraíso para los amantes del senderismo y de las rutas por montaña. De entre los cientos de caminos, los más importantes, concurridos y bonitos de realizar son:

– La Ruta de la Cascada del Tabayón, un recorrido circular con origen en el pueblo de Tarna y que discurre por la conocida cascada Tabayón.

El Camín Encantau, un recorrido de ensueño que transporta al senderista a un cuento, ya que en el camino se pueden divisar tallas de madera con diversas temáticas. El sendero se inicia en la localidad de La Venta, en Llanes.

– La Ruta de Los Lagos de Saliencia, de baja dificultad. Parte del concejo de Somiedo y discurre entre el Collado de la Farrapona y el Valle de Lago.

– La Ruta del Bosque de Moal, un recorrido de dificultad media que discurre por los bajos del Bosque de Muniellos.

Otras rutas conocidas son las ascensiones montañosas. Sin duda alguna, el montañismo es una de las actividades que más acogida tiene entre los visitantes de Asturias. Entre las ascensiones más destacadas se encuentran:

– El Cabril, en Cangas del Narcea.

Peña Ubiá, en Lena.

Pico Cornón, en Somiedo.

Pico Zorro y Tiatordos, en Ponga.

Torre de Santa María, en Cangas de Onís.

Torrecerredo, en Cabrales.

Y para los amantes de las rutas en bicicleta, Asturias cuenta con una red BTT (bicicleta todoterreno) de distintos niveles de dificultad, duración y longitud. Destacan, entre otras:

La Senda del Salmón, una ruta lineal que discurre en paralelo al río Narcea y que llega hasta el conjunto arquitectónico del monasterio de San Salvador de Cornellana.

La Cuevona, un camino ciclista circular que atraviesa una gruta natural que fue horadada y constituye el único acceso a la localidad de Cuevas.

Del Canal al Mar, una ruta cuya belleza reside en la ambivalencia de su paisaje, pues discurre en tramos interiores y costeros.

La Costa Cantábrica

Veinte puertos deportivos, dieciocho pueblos costeros y más de doscientas playas cubren el litoral de todo el Principado de Asturias. En total, la región posee 345 kilómetros de costa. Los pueblos costeros adquieren el atractivo propio de las villas de pescadores, con sus cascos antiguos perfectamente cuidados y los restaurantes y sidrerías típicos del lugar. Además, la tranquilidad y amabilidad de sus gentes le da un toque extra para convertir las vacaciones en Asturias en un recuerdo imborrable.

El atractivo de todas las playas de las que goza Asturias reside en el contraste de paisajes que hay en ellas. Si bien son todas de arena rubia, también se encuentran flanqueadas por riscos, acantilados y cuevas. Entre las mejores playas asturianas se pueden destacar:

– La Playa de Cadavedo, en Valdés, también conocida como Ribeirona. Esta playa cuenta con 440 metros de longitud. Sus aguas turquesas trasladan a los bañistas al mismísimo Caribe, debido también a las bellas y frondosas zonas arboladas y rocosas que la rodean. Es ideal para el baño, la pesca deportiva y el submarinismo.

– La Playa Gulpiyuri, en Llanes. Es sin duda una de las playas más singulares de toda España. Esto se debe a que se encuentra aislada por unos cien metros de vegetación y rocas. Recibe el agua del mar gracias a un conducto submarino.

– La Playa de Aguilar. Es una de las playas que cuenta con bandera azul de calidad. Está situada en Muros de Nalón y tiene una extensión de 640 metros.

– La Playa del Silencio, en Cudillero. Está situada al pie de acantilados.

– La Playa Peñarronda fue declarada Monumento Natural en 2002. Está entre los concejos de Castropol y Tapia, y también está galardonada con bandera azul de calidad.

– La Playa de Estaño se sitúa en Gijón, y también es una de las más paradisiacas de Asturias.

Gijón

La localidad de Gijón es la más poblada de Asturias y cuenta con un atractivo turístico sin igual. Es, además, una ciudad idónea para hospedarse si se va a viajar por todo el Principiado, ya que está situada más o menos en la mitad del litoral costero. Partir desde Gijón permite poder desplazarse con facilidad para disfrutar de los encantos asturianos. Como ejemplo, reservar en el Hotel Oca Palacio de la Llorea es ideal para combinar el turismo con el descanso y la relajación. Además, gracias a su ubicación permite conocer las playas vírgenes de la zona en pocos minutos.

Los primeros vestigios de la ciudad de Gijón datan del siglo VI, lo que la dota de un patrimonio arquitectónico muy rico. Este, combinado con los paisajes y la naturaleza, hace de la estancia en la ciudad una experiencia única. Entre el Patrimonio Histórico a visitar en la ciudad destacan las siguientes zonas y monumentos:

– Las Termas Romanas del campo de Valdés.

– El Parque Natural y Arqueológico de la Campa Torres.

– La Villa Romana de Veranes.

– El Jardín Botánico del Atlántico.

– El Palacio de Revillagigedo.

– La Antigua Pescadería Municipal.

– El Museo del Ferrocarril de Asturias.

– El Palacio de los Jove Hevia.

– El Barrio de Cimadevilla y su conjunto histórico artístico.

– El Cerro de Santa Catalina, con la escultura “Elogio del Horizonte” de Eduardo Chillida.

– La Iglesia de la Universidad Laboral, que es la iglesia de planta elíptica más grande del mundo.

– El Monte Deva y el Monte Areo poseen túmulos y dólmenes que datan del Neolítico. Son los más importantes de toda la costa Cantábrica.

En definitiva, Asturias es una comunidad rica no solo en paisaje, sino también en cultura. Escoger este destino turístico otorga un añadido a las vacaciones, ya que se encuentra en un entorno que combina la naturaleza de sus montes con la belleza de sus playas de arena rubia y aguas cristalinas.


Categorías: Asturias, Galicia