Lugo: una provincia por descubrir

Viajar por Galicia siempre es un placer: paisajes de ensueño, playas salvajes y una gastronomía espectacular. Pero, si hay una provincia por descubrir, esa es Lugo. El turismo en esta provincia está viviendo un momento muy dulce, ya que cuenta con todo lo que se puede ofrecer: playa, montaña, historia, cultura y gastronomía. A continuación, vamos a ofrecer un repaso a todo lo que esta provincia nos puede dar, que es mucho.

Por la ciudad de Lugo pasan las tres rutas originales del Camino de Santiago: el camino francés, el camino norte y el camino primitivo. Esto quiere decir que nos vamos a encontrar una ciudad llena de monumentos únicos. Hemos de destacar su muralla romana, la única en el mundo que conserva todo el perímetro original. Dentro de las murallas, podremos encontrar su Catedral, el Palacio del Obispo y la popular Rúa Nova, centro de la ciudad plagado de bares y restaurantes donde disfrutar de su preciada gastronomía. No en vano, uno de los lemas de la ciudad es: “para comer y beber, Lugo”. No puedes irte de la ciudad sin probar el pulpo á feira, los callos o el lacón con grelos.

Pero no solo la capital es digna de ser visitada. Lugo cuenta con un sinfín de posibilidades para los amantes de la naturaleza y del arte. La ruta del románico supone un interesante viaje por la Historia. De hecho, en la Ribeira Sacra podremos encontrar pueblos y aldeas dignas de una visita.
Lo ideal es hospedarse en un hotel en el municipio de Pantón. Aquí podremos encontrar un hotel con balneario perfecto para descansar y relajarse después de una jornada de turismo por la zona de la Ribeira Sacra, como puede ser Sober.

Este enclave, situado a las orillas del Sil, recuerda a la Toscana, por su gran belleza. Los cañones del Sil están rodeados de viñedos de la reconocida Denominación de Origen Ribeira Sacra. Te recomendamos un paseo en catamarán por el río, para admirar, en todo su esplendor, este bellísimo cañón. Y, después, podrás degustar un chuletón de auténtico buey gallego con vino de la zona en algún restaurante de Monforte de Lemos. Podrás acercarte hasta la Fortaleza de los condes de Lemos y al Colegio de los Escolapios, donde se conservan dos cuadros del Greco.

En Palas de Rei, es obligatoria la visita al Castillo de Pambre, a orillas del río del mismo nombre. Esta fortaleza es uno de los pocos edificios de arquitectura militar del Medievo conservados en Galicia. Lo mejor es que podrás disfrutar de todas las comodidades de nuestro hotel balneario en la misma localidad de Palas de Rei y, desde allí, podrás desplazarte a visitar todos los monumentos de la zona. Si estás haciendo el Camino de Santiago, podrás beneficiarte de nuestras ofertas para peregrinos. Una recomendación: visita la Granja Maruxa, para hacerte con unas de sus famosas galletas de mantequilla, un dulce típico de la zona y hecho de manera artesanal en un entorno único.

Siguiendo por el interior de la provincia, nos podemos acercar a Sarria, una comarca rodeada de capillas y puentes del románico y una de las últimas etapas del camino francés. En nuestro hotel disfrutarás de todas las comodidades, ya que se encuentra bien situado, a escasos kilómetros de las zonas de interés. Merece mucho la pena visitar la Torre de la Fortaleza de los marqueses de Sarria y el Monasterio de la Magdalena. La recomendación gastronómica de la zona es la empanada (en especial, la de carne).

Si lo que te apetece es disfrutar de la costa, no dudes en hacer la ruta en tren de vía estrecha (FEVE) de Ribadeo a Viveiro. Disfrutarás de unas vistas únicas del Cantábrico, por un lado; y de las montañas y del bosque, por el otro. En Ribadeo puedes visitar el centro o puerto pesquero, donde encontrarás restaurantes de calidad en los que degustar marisco y pescado de la zona. También puedes visitar la comarca del río Eo, zona limítrofe con Asturias de incalculable valor ecológico.

A medio camino podemos parar en Rinlo, una pequeña localidad marinera famosa por su arroz con bogavante. Te recomendamos que reserves con antelación. En verano, las colas pueden ser eternas. Así de bueno está ese arroz. Para bajar la comida, nada mejor que darse un paseo por la cornisa cantábrica y disfrutar del paisaje y olor a eucalipto y yodo.

Podemos hacer la parada final en Viveiro, uno de los municipios con mayor solera y también de los más poblados de Lugo. En esta localidad disponemos de apartamentos situados en primera línea de la Playa de Covas, uno de sus mejores emplazamientos. En esta zona disfrutaremos de una enorme playa de arena blanca y fina muy cercana al centro histórico y comercial.

Esta ciudad tiene mucha vida, tanto en invierno como en verano. De hecho, su Semana Santa tiene una tradición que data de muchos años atrás y mueve a personas de todas las partes de Galicia.

Unas de las visitas obligadas en Viveiro son la Capilla de San Roque y las puertas de entrada a la ciudad. Aunque lo mejor es perderse por sus calles estrechas y empinadas disfrutando de la gastronomía de la zona: calamares, mejillones, navajas o percebes, acompañados de pimientos de Padrón.
Durante los meses de verano, se celebran infinidad de fiestas populares y romerías, como la conocida Romería de Naseiro. También se celebra la Resurrection Fest, uno de los festivales de metal y hardcore más famosos de Europa.

Los Ancares es una zona montañosa y alejada de la civilización situada entre León, Orense y Lugo. Aquí no dejes de visitar las pallozas. Pero lo mejor es pasear en silencio por sus aldeas recónditas, donde parece que el tiempo se ha detenido en otra época.
Como has podido comprobar, Lugo tiene mucho que ofrecer. Su entorno ayuda a relajarse y olvidarse de las prisas de la vida moderna. En este entorno privilegiado podremos descansar y desconectar disfrutando de las cosas sencillas de la vida.


Categorías: Galicia
Tags: , , , , ,