Galicia: paraíso del turismo gastronómico y del relax

Galicia es uno de los mayores centros de atracción turística de España. No es de extrañar: a su extraordinaria belleza natural se suma una amplia y deliciosa oferta gastronómica y un auge de balnearios y centros de relax. También tiene un holgado patrimonio cultural y de museos y una extensa oferta de ocio.

Se convierte así en un destino ideal para escapar de la rutina del día a día y experimentar nuevas sensaciones. Rutas por la montaña, esquí, escalada, pueblos centenarios, fortalezas medievales, monasterios, deliciosa gastronomía, termas… Galicia ofrece infinidad de opciones para todo tipo de viajeros y aventureros.

¿Qué comer en Galicia?

A la hora de viajar a esta comunidad autónoma, uno de los principales atractivos es dejar disfrutar el paladar en un entorno mágico. Las cuatro provincias gallegas tienen una gastronomía singular. Su principal característica es la calidad de las materias primas, que suele ser excepcional tanto en carnes como en pescados. Tanto es así que la cocina gallega destaca por su sencillez en la elaboración, ya que los productos tienen tan buen ‘sabor natural’ que no es necesario añadir mucho más. Ni edulcorantes, ni salsas, ni prácticamente especias… pero delicioso.

Lo más conocido es el marisco (percebes, nécoras, centollos, bueyes, langostas, almejas o navajas), pero no es lo único. El caldo, el pulpo a la gallega (polbo á feira), las empanadas, el lacón con grelos, el chorizo con cachelos, los callos con garbanzos, el churrasco, los pimientos del padrón, la leche cuajada, el requesón, la tarta de Santiago… son solo algunos de los platos tradicionales de esta región. También las presas de caza y la ternera son famosas en Galicia.

Pero a estos platos de tradición centenaria se unen nuevos platos de vanguardia y cocina fusión que merecen ser probados y en los que se mezclan productos ‘de toda la vida’ con modernas técnicas de cocina. La creación de estas nuevas propuestas culinarias es una de las grandes apuestas de los jóvenes cocineros y cocineras de la región.

Y para acompañar toda la comida, nada mejor que un buen vino Albariño, considerado uno de los mejores vinos blancos del mundo, con Denominación de Origen Rías Baixas. Cuenta la leyenda que la uva Albariño fue plantada en Galicia en el siglo XII por los monjes de la Orden del Císter. El Centro Superior de Investigaciones Científicas, sin embargo, determinó que esta uva tenía unos doscientos años de antigüedad.

De hecho, una de las experiencias gastronómicas de más éxito son las visitas a las bodegas. Las hay vanguardistas, señoriales y de tradición familiar. También los paseos entre viñedos son muy demandados por los turistas.

Cabe destacar en este epígrafe el licor de café y los aguardientes como el orujo de hierbas, ambos muy típicos y consumidos en toda la zona.

Fines de semana de ​relax

Otro de los principales atractivos de Galicia a la hora de hacer turismo es la búsqueda del relax y la tranquilidad. De hecho, la provincia de Ourense es considerada la segunda ciudad termal de Europa, solo por detrás de Budapest. Y es que esta región dispone de un incontable número tanto de termas naturales como de hoteles balnearios y spas.

Así, los visitantes pasan días en lugares relajantes donde tienen todo tipo de atenciones y pueden recuperar el bienestar tanto físico como mental. A través de diferentes técnicas, el agua es utilizada con fines terapéuticos y relajantes para, en definitiva, “limpiar” el alma y el cuerpo. Estos lugares suelen estar ubicados en enclaves naturales únicos que son idóneos para tomarse un tiempo de reflexión personal. El yoga o la meditación son actividades frecuentes para realizar en este entorno.

Por otro lado, la experiencia acuática puede complementarse con masajes o tratamientos de belleza y salud (peelings faciales y corporales, electroestimulaciones, técnicas reductoras, tratamientos con algas o con uvas, etc). Una opción muy recomendable a la hora de elegir una escapada de fin de semana o cualquier otra ocasión especial. Incluso puede ser un buen regalo para aniversarios, Navidad, etc.

Lugares imprescindibles que ver en ​Galicia

​- Santiago de Compostela. Además de la famosa catedral, la capital gallega tiene un encanto especial que no puede faltar en ninguna ruta por la comunidad autónoma.

– Costa da Morte. La costa gallega tiene una belleza incomparable. Acantilados de vértigo, playas casi vírgenes, faros, bellas puestas de sol…

– Islas Cíes. Archipiélago de las Rías Baixas que cuenta con playas que se incluyen entre las mejores del mundo y un paisaje natural espectacular.

– O Cabo do Mundo. Se trata de un lugar hermoso rodeado por el río Miño y situado en la provincia de Lugo. Otra de las paradas esenciales.

– Faro de Finisterre. Es el faro más al Oeste de Europa. Algunos de los peregrinos del Camino de Santiago consideran que este no termina hasta llegar aquí.

– Playa de las Catedrales. ¿Quizá la playa más bonita del mundo? Para gustos los colores, pero lo que es innegable es que esta playa lucense tiene un encanto especial.

– Fragas de Eume. En A Coruña, este lugar alberga cierto misterio típicamente gallego, con bosques espesos que rodean un río. Naturaleza en estado puro.

¿Dónde alojarse en Galicia?

Buscar un hotel u otro tipo de alojamiento en Galicia es tarea sencilla, pues la oferta hotelera es bastante amplia. En cualquier caso, el alojamiento debe ser elegido cuidadosamente, para que la experiencia por las tierras gallegas sea de diez.

El grupo de Oca Hotels ofrece alojamientos por toda la región (Rías Baixas, Sanxenxo, Portonovo, Sarria, Santiago de Compostela, Pantón, Palas de Rei, Camino de Santiago, Cee, Pobla de Trives, etc.) a muy buenos precios y situados en enclaves privilegiados. Además, cuentan con dos balnearios y tres centros spa con muy buena relación calidad precio y comentarios satisfactorios de la gran mayoría de los clientes. Es posible consultar sin compromiso los precios y las ofertas especiales.

Ha llegado el momento de reservar ya esas vacaciones o escapada a Galicia y de vivir una experiencia única y desconectar de la gran ciudad por unos días (o semanas). Algo de lo que nadie se arrepentirá.


Categorías: Galicia