Aldeaduero, paraíso idílico para disfrutar de la naturaleza

Para los amantes del turismo rural, Aldeaduero es, sin lugar a dudas, un paraje emblemático que no pueden dejar de visitar. Se trata de un antiguo pueblo rehabilitado para ser convertido en uno de los mayores centros de ocio y turismo de Salamanca, enclavado en el corazón del Parque Natural Arribes del Duero, que está declarado como una zona ZEPA (Zona Especial de Protección de Aves).

Si quieres disfrutar de la paz que supone pasar tus vacaciones en pleno contacto con la naturaleza, reservar tu hotel en Aldeaduero puede convertirse en una opción más que interesante. Este lugar se encuentra en medio de dos parques naturales, ya que además de estar situado en pleno Arribes del Duero limita con el Parque Natural do Douro Internacional, en la frontera portuguesa.

Aldeaduero está localizado dentro del término municipal de Saucelle, una pequeña localidad salmantina en la subcomarca de La Ribera, que pertenece al partido judicial de Vitigudino. Su núcleo de población se concentra en Salto de Saucelle, donde miles de visitantes acuden cada año para gozar de todo lo bueno que ofrece Aldeaduero.

Parque Natural Arribes del Duero:

Quien se decante por organizar sus vacaciones en este singular espacio de naturaleza que ofrece todo un remanso de paz no puede pasar sin adentrarse en el Parque Natural Arribes del Duero. Podrás disfrutar de las impresionantes vistas desde los cañones del río Duero si te decides a viajar hasta este rinconcito de Salamanca. Además, este emplazamiento privilegiado permite gozar de la impresionante riqueza ornitológica de la zona. Multitud de especies de aves conviven en este paraje, de las que podrás apreciar su belleza desde muy cerca.

Una de las posibilidades de ocio que ofrece este parque natural es la de navegar por el Duero y disfrutar de paseos en los que contemplar la riqueza del entorno. También es posible realizar cruceros fluviales que llegan hasta la ciudad portuguesa de Oporto. Si eres amante de los deportes de riesgo podrás elegir entre un amplio abanico de opciones como el piragüismo, senderismo, rutas en cuatro por cuatro o, incluso, paseos en globo.

Proyecto TRINO para el avistamiento de aves:

El Gobierno de Castilla y León ha puesto en marcha en los últimos años diversos programas para la protección de las especies de aves que conviven en este paraje. Uno de ellos es el proyecto de Turismo Rural de Interior y Ornitología (TRINO), que pretende impulsar el turismo ornitológico en la comunidad. Se trata de una propuesta llevada a cabo por 30 grupos de acción local adscritos al programa LEADERCAL, del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER).

TRINO abarca un ámbito geográfico de más del 50 por ciento de la superficie regional en el que se ven representados 1.516 municipios. El proyecto cuenta con la adhesión de 250 alojamientos rurales que ofrecen más de 3.000 plazas, y gestiona infraestructuras, observatorios y más de 500 kilómetros de rutas señalizadas con el objetivo de favorecer el avistamiento de aves.

La amplia variedad de ecosistemas con los que cuenta este territorio hace posible que se encuentren registradas 361 especies de aves, de las cuales 218 (en España hay 266) son consideradas nidificantes. Los visitantes que se decidan a adentrarse en el Parque Natural Arribes del Duero podrán gozar de la magia que supone ver especies protegidas como la cigüeña negra, el buitre leonado o el águila perdicera.

¿Qué ver en Aldeaduero?:

Si te decides a viajar hasta Salamanca y alojarte en el pueblo rehabilitado de Aldeaduero tendrás muchas opciones para organizar tu agenda de actividades. Como ya se ha mencionado, una de las principales ofertas es la del avistamiento de aves y las actividades al aire libre. Pero también hay otros lugares cercanos que poder visitar.

Al igual que Arribes del Duero, el Parque Natural do Douro Internacional fue declarado en 2015 por la UNESCO como reserva de la biosfera transfronteriza. Es impresionante para el turista observar cómo la mayor parte del curso fluvial de los ríos Duero y Águeda hacen de frontera natural con Portugal. La parte lusa de este impresionante parque natural también ofrece la posibilidad de ver especies singulares como el somormujo lavanco, el roquero solitario o el alimoche.

Además, cuenta con impresionantes miradores como el de la Penhia del Puio en Picote, el de Santa Bárbara en Bemposta o el de Colado, en Mazouco. No te puedes ir de Aldeaduero sin antes haber visitado lugares paradisíacos como la Faia da Água Alta en Bemposta o la playa de la Congida en Freixo.

Lugares cercanos con encanto:

A pocos kilómetros de distancia del centro de turismo de Aldeaduero podrás disfrutar de numerosos enclaves con una amplia oferta cultural.
Aldeadávila de la Ribera se encuentra a unos 37 kilómetros y es un municipio de Salamanca que también se encuentra en el corazón del Parque Natural Arribes del Duero. En este pueblo podrás disfrutar de las vistas que se pueden apreciar desde sus cañones cortados de más de 400 metros, así como desde el Picón de San Felipe, próximo al núcleo del Salto de Aldeadávila.

Tampoco te puedes perder el monumento al cabrero o el Palacio de los Marqueses del Caballero, construido en 1771. Piérdete por sus rutas de senderismo, algunas de las cuales son guiadas, y disfruta del contacto con la naturaleza. También puedes practicar otros deportes y actividades al aire libre.

Aprovecha y escápate a contemplar la majestuosidad del Pozo de los Humos, a unos 36 kilómetros de Aldeaduero. Una espectacular cascada natural situada en el curso del río Uces, a su paso por Masueco y Pereña de la Ribera.

Y si cruzas la frontera portuguesa, podrás descubrir lugares como Freixo de Espada a Cinta, a unos nueve kilómetros de Aldeaduero. Se trata de una villa lusa situada en el distrito de Braganza, dentro del Parque Natural do Douro Internacional. No te puedes perder las pinturas rupestres de Mazouco o la Calzada de Alpajares. La villa está dotada de fantásticos miradores como das Alminhas, do Colado o do Carrascalinho.

Sus calles están impregnadas de historia y su principal foco de interés turístico está en su playa fluvial, donde numerosos turistas acuden a realizar actividades como el piragüismo.